Portafolios 2019

   

Portafolio 2019

 

Construimos nuestro portafolio base para este año utilizando los mejores fondos mutuos de la región. El modelo de esta cartera es el de un perfil de renta y crecimiento tradicional. El riesgo asumido es entre moderado y agresivo, por lo que sugerimos tomarlo en esos términos para los clientes de nuestra región.

 

Antecedentes

 

Luego de las caídas sufridas el año pasado es evidente que los distintos mercados ofrecen valuaciones sensiblemente más atractivas con respecto al inicio del 2018. Esta corrección, producto de una Reserva Federal agresiva en su camino hacia la normalización de los tipos de interés, tuvo un especial impacto en todos los activos de riesgo, destacándose las acciones a nivel global. Estos movimientos también impactaron fuertemente sobre los activos emergentes.

 

Como puede verse debajo en el gráfico elaborado por Morgan Stanley a finales de noviembre, la ratio de ganancias sobre precios de las acciones es el más bajo de los últimos tres años en el índice global MSCI World.

 

 

 

 

 

Pero veamos que están proyectando los principales bancos de inversión de cara al año que acaba de empezar en los principales mercados.

 

 

Existe un consenso general en preferir acciones por sobre bonos y por primera vez en mucho tiempo el efectivo vuelve a integrarse como una clase de activo en sí mismo que puede aportar algo de rentabilidad. A su vez creemos que este va a ser un año con eventos de volatilidad. Allí se van a generar oportunidades de valor y va a ser necesario tener liquidez para aprovecharlas.

 

Si bien se espera que las ganancias corporativas sean sensiblemente menores que en 2018 (entre 6% y 8%) el mercado de acciones de los Estados Unidos continúa siendo, a nivel regional, el preferido por casi todos. Un dato estadístico que ayuda a sostener este optimismo es que el S&P 500 sube en promedio 15.3% en los años siguientes a las elecciones de medio término si tomamos todos los registros desde 1950 hasta hoy.

 

Incertidumbres políticas en Europa sumado a un bajo nivel de crecimiento hace que este mercado sea poco preferido por los analistas este año. En mercados emergentes existen muchas dudas en Asia producto de la guerra de tarifas entre China y EEUU. Brasil parece ser “la niña bonita” de emergentes.

En renta fija se espera que la tasa del tesoro a diez años se mantenga en un rango cercano a 3%. Con una curva totalmente plana (no invertida) preferimos estar cortos mientras esta no se normalice. Existe consenso en evitar bonos soberanos europeos producto de una política lenta, pero de normalización al fin de el BCE. Los mercados emergentes parecen ofrecer los mejores retornos en renta fija comenzado el 2019 sobre todo tomando en cuenta la pausa de la Reserva Federal.

 

 

Portafolio

 

Elaboramos un portafolio balanceado entre renta fija y renta variable que combinara la visión de los analistas con la nuestra propia. A la hora de incorporar los productos elegidos, la mayor influencia no estuvo dada por los retornos pasados si no por la capacidad de protección en los mercados bajistas.

 

                            

 

Renta Fija

 

Asignamos la mitad del portafolio a renta fija en donde utilizamos 5 estrategias distintas. Una estrategia que tiene un proxy al efectivo, dos estrategias de bonos tradicionales (core) de mercados desarrollados y dos estrategias de mercados emergentes.

 

            La duración efectiva de la cartera de bonos es de 2.30. El vencimiento promedio de los bonos que integran el portafolio es de 3.63 años con una calificación crediticia promedio de A-.

Los fondos “core” en el protafolio de renta fija tienen la particularidad que al combinarlos logran un desvío estandar de 1.45, menor que si invirtiéramos en ambos fondos por separado. Esto se explica por la baja correlación entre ambas estrategias, algo que, sin embargo, no afecta el retorno de la misma.           

            Al encarar el segmento de bonos emergentes buscamos retornos similares al índice JP Morgan CEMBI pero con una duración promedio sensiblemente menor. La media de los bonos que componen dicho índice tienen un rendimiento promedio de 5.62% con un duración efectiva de 4.92 (vencimientos promedios a 7.07 años). El retorno anualizado del índice los últimos 5 años ha sido de 4.10%. Al combinar los dos fondos sugeridos en nuestro portafolio logramos un rendimiento promedio de 6.4% (+0.8% vs índice) con una duración efectiva de 3.17 (-1.75 años). La califiacaión crediticia promedio de este segmento del portafolio es de BB+.

Combinados los 5 fondos de renta fija nos queda una distribución como la que vemos a continuación.

Renta Variable

Estados Unidos es el mercado con mayor peso en el portafolio. El 65% de los activos asignados a la renta variable son para invertir en acciones americanas. El 15% de los recursos fueron asignados a activos europeos y 20% a mercados emergentes. Estos porcentajes pueden modificarse a medida que los responsables de los fondos globales vayan variando su distribución geográfica.

Para atacar el mercado americano seleccionamos dos fondos distintos. Le damos mayor proporción al fondo que logra captar el menor porcentaje de mercados a la baja (82.43%). El fondo a su vez capta el 99.6% de los mercados alcistas. Ese diferencial entre la captura de los mercados bajistas y alcistas, lo convierte en el mejor fondo de su clase a nuestro entender. El otro fondo que elegimos (invertimos la mitad que en el anterior) tiene características que lo complementan correctamente en este contexto. Con un beta de 1.05 es la estrategia que recibió mayor cantidad de activos durante el 2018. Su sobre ponderación a la industria tecnológica y financiera entendemos que son un agregado en este momento frente a otras estrategias.

 

            Un 15% del total del portafolio se lo asignamos a fondos de acciones globales. Al igual que en el índice, Estados Unidos tiene un peso importante en la composición de estas estrategias. Sobre finales del año anterior hemos logrado firmar un acuerdo con quien es uno de los gestores más contundentes en el manejo de acciones globales. El fondo es cinco estrellas de Morningstar logrando retornos superiores a sus pares gracias a un modelo desarrollado por el propio gestor que además de ser CFA y MBA es graduado en ingeniería geofísica. El segundo fondo utilizado (invertimos la mitad que en el anterior) es un fondo más defensivo y con menor apego a un índice de referencia. El fondo apenas capta el 66% de las bajas en el MSCI World lo que le reduce volatilidad a este segmento del portafolio. También es cinco estrellas de Morningstar.

            Asignamos únicamente un 5% del portafolio a un fondo exclusivo del mercado europeo. En este caso incorporamos un fondo con menor desvío estándar (volatilidad) que el índice duplicando el retorno del mismo en los últimos 3 años (4.04% vs 2.10%).

            El fondo de mercados emergentes que estamos utilizando es una estrategia que también está calificada con cinco estrellas de Morningstar. Los últimos tres años consecutivos viene superando los retornos del índice de referencia (MSCI Emerging Markets Index). El año pasado su caída fue 4.5 puntos menor que el índice (-12.10% vs -16.68%) lo que hace que en dos años esté positivo +20.76% vs +17.27% del índice. El fondo está sobreponderado en Brasil, India, México y Rusia en detrimento de posiciones en China, Corea y Taiwan. 

 

Resumen

            Este portafolio intenta posicionarse de cara a un año desafiante en materia macroeconómica. Por si fuera poco, es un portafolio que se elabora luego de un año negativo. Somos conscientes que la tentación de intentar recuperar lo perdido en el menor tiempo posible siempre está latente. Nos vimos en la obligación de ser cautos a la hora de elegir los instrumentos preponderando la protección en los mercados bajistas por sobre la captura de los mercados alcistas.

            Resaltamos que este es un portafolio balanceado pero que asume un riesgo moderadamente elevado para lo que son los estándares de nuestra región. El mismo pretende ser un punto de partida en la discusión con los clientes a la hora del armado de los portafolios de cara al 2019.

            Los rendimientos están tomados al cierre del 2018. Este portafolio nos hubiera ofrecido un retorno de 5.56% en los últimos tres años.

 

 

Por detalles del portafolio y los fondos seleccionados por favor comuníquese con su asesor en Advise Wealth Management.